sábado, 17 de agosto de 2019

El suelo: Un organismo vivo

Un suelo vivo presenta una gran actividad biológica, producto de la enorme cantidad de microorganismos que lo habitan, en él se encuentran: bacterias, hongos, algas, protozoarios, anélidos etc. que se cuentan por varios cientos de miles en un gramo de suelo y su población aumenta mucho más cerca de la zona radicular inmediata (rizosfera). Se estima que un metro cuadrado de suelo vivo contiene 10 millones de nemátodos, 100 mil colémbolos, 45 mil anélidos y unos 40 mil insectos y ácaros. Asimismo, un gramo de suelo contiene: unas 500 mil bacterias, 400 mil hongos, 50 mil algas y unos 30 mil protozoarios aproximadamente. Un gramo de suelo vivo además, puede contener más o menos 10 millones de bacterias, pudiendo encontrarse de 100 a 200 millones de bacterias en la rizosfera.

Imagen de la Quinta Huerta 
 

La acción conjunta de los factores bióticos y abióticos en el proceso de formación del suelo contribuye a la formación de una capa superficial humosa muy apreciada por los agricultores. El humus, es el resultado de la descomposición cíclica de la materia orgánica a consecuencia de la actividad del edafón, que solubiliza y libera los nutrientes a ser absorbidos por las plantas. En condiciones tropicales, la tasa de acumulación de humus en el suelo es baja, por lo que es muy importante fomentar el reciclaje "intensivo" de la materia orgánica.
Casi hasta mediados del siglo XIX prevaleció la teoría del humus como alimento básico para las plantas, pero en 1844 J. Von Liebig, con la publicación de sus investigaciones, sentó las bases para la agricultura moderna. Desde entonces el suelo ha sido objeto de múltiples y detallados estudios. Según Liebig, todo lo que una planta necesita puede ser encontrado en sus cenizas. Un raciocinio incompleto que vio la descomposición de la materia orgánica como un proceso exclusivamente químico, propició el desarrollo de la química agrícola en forma unilateral. Por ello, sería interesante revisar la carta con la cual Liebig sale al paso de la mala interpretación que se ha hecho de su declaración de 50 artículos, pues sólo en uno sugiere explorar la pista de las restituciones minerales, ocupando un lugar importante la materia orgánica. Sin embargo, sobre los trabajos de Liebig se desarrollaron los métodos de la agricultura convencional moderna que se basa en prácticas inadecuadas y nocivas para la fertilidad natural del suelo como:
• Nula diversidad con los sistemas de monocultivo
• Escasa diversidad en las asociaciones y rotaciones
• Rotación unilateral (inadecuada) de cultivos
• Labranza inapropiada e innecesaria
• Excesiva mecanización que produce alteración y destrucción del suelo
• Inadecuado manejo de las excretas animales
• Control químico de plagas y enfermedades
La agricultura ecológica implica una forma diferente de conceptuar el suelo, el cual es su preocupación principal y es visto como la capa superior edafizada "viva" de la corteza terrestre. En ésta pueden desarrollarse las plantas fuertes y vigorosas. En la agricultura convencional, el suelo es sólo un soporte mecánico para las plantas.
El suelo se compone de:
• Elementos minerales (restos de rocas-minerales)
• Elementos orgánicos (flora y fauna = edafón) más raíces, residuos animales y vegetales, humus
• Agua (intermediario del metabolismo, intercambio de iones)
• Aire (mediador del nitrógeno, oxígeno y anhídrido carbónico)
La fertilidad natural del suelo es la capacidad de sostener a la planta e influir en su rendimiento. El suelo junto con factores como el clima y la forma de agricultura dan por resultado la productividad.
"Un suelo vivo y sano producirá más en términos cuantitativos y cualitativos."


 

 Fuente: https://www.fundesyram.info/

viernes, 9 de agosto de 2019

El verano agroecológico llega a la Quinta de Canillejas


Nuevo impulso de la Plataforma Quinta de Canillejas-Torre Arias (PQTA) para esta joya de la corona de nuestra ciudad que no quiere pasar desapercibida y busca el reconocimiento de todos los vecinos que disfrutaron el pasado domingo 23 de junio con una jornada agroecológica donde pudieron comprar todo tipo de productos de la huerta, artesanos y con música en directo, además de un puesto municipal de Acierta con la Orgánica que fue un éxito de participación.
 


 Alrededor de 1.500 personas se dieron cita en la Quinta de la calle de Alcalá con un sol de justicia, pero bajo las sombras de los impresionantes árboles que jalonan el paseo central de Torre Arias. Puestos de productos agroecológicos, artesanía con género reciclado, mercadillo de trueque de libros y venta de ejemplares con escritores locales, fotos con arte y guiñoles para los más pequeños o dibujo al aire libre fue la oferta presentada por la PQTA en colaboración con entidades como ARTpPART, AUPA, Madrid Agroecológico y Plataforma de Parados San Blas-Canillejas. 



Productos ecológicos, los más demandados


Productos como la miel, queso, vino, pan, frutas y hortalizas fueron los más demandados y quien más quien menos se llevó algo para casa con la garantía de estar producidos en buenas manos sin compuestos químicos o industriales y elaborados con mimo.

Los miembros de la PQTA subrayaron el éxito de la convocatoria, la organización estuvo a la altura y los asistentes solicitaron como mínimo un mercadillo agroecológico al mes en Torre Arias. Lo cierto es que uno al trimestre sería asumible, pero hay que pedir todo tipo de permisos municipales y coordinar a un montón de asociaciones, trabajo para aburrir que no desanima a este grupo de eco patrimonialistas. La organización baraja crear un calendario para el futuro y tras el verano presentar otro proyecto similar para el otoño con más casetas, música y mucha participación ciudadana.




En toda la jornada el trasiego de vecinos fue importante y también acudieron algunos políticos locales como la concejala Marta Gómez y parte de sus compañeros vocales vecinos de Más Madrid, así como ex vocales de Ciudadanos, aunque el nuevo concejal presidente de esta formación, Martín Casariego, no pudo presentarse por problemas familiares. También se pasó por la Quinta la Jefa de Unidad de Parques Históricos, Isabel González, clave para la elaboración del futuro Plan Director de Torre Arias que todavía no está redactado en su totalidad y que tendrá que contar con la participación de la PQTA.

Por último, la organización baraja la posibilidad de promover una jornada de la alimentación sostenible que coincidiría con la entrada del otoño en el mes de octubre. Torre Arias suma y sigue, visible y accesible, al menos en parte de sus jardines, mientras las obras siguen su curso hasta 2020.

Fuente: http://paginadeldistrito.com/


miércoles, 17 de julio de 2019

LUIS MIGUEL DOMINGUEZ. LOS SUEÑOS QUE TUVE



El divulgador ambiental y director del Gabinete de Historia Natural, Luis Miguel Domínguez, fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital madrileño con pronóstico grave tras sufrir un ictus el pasado sábado 18 de mayo y que le ha mantenido más de un mes en coma
Desde la Plataforma Ciudadana Quinta de Canillejas-TorreArias nos alegramos de su recuperacion y esperamos que retome su importante trabajo en defensa de los lobos (Lobo Marley) y recordamos cuando estuvo, no hace mucho tiempo con Danny y Olga que trabajan en el cuidado y mantenimiento de la parte verde de la Quinta y que pertenecen a la Plataforma, recorriendola en su compañía.




Queridos todos,
Tras despertar de un largo proceso de coma producido por un severo Ictus, os dejo mis primeras reflexiones sobre la experiencia vivida.


LOS SUEÑOS QUE TUVE
Soy un varón de 56 años que acaba de escapar vivo a un ICTUS devastador. Me dispongo a relatar los preciosos sueños que he tenido después de 36 días en coma.
Lo primero que quiero decir es que la situación de coma es plácida, hermosa. Se encuentra uno allí, de maravilla. La otra orilla es un paraíso del que no apetece volver. Así me he sentido.
Gracias a mi capacidad ensoñadora, he salvado la vida. He estado en un planeta, dentro del planeta. He vivido historias que nunca olvidaré y que marcarán mi vida, para siempre. Algunas son de carácter inexplicable, pero todas, surgen de mi amor profundo a la vida.


LOS LOBOS ME SALVAN LA VIDA.
Un día, tenía una sed asesina, una sed insoportable y andaba subiendo un repecho en una montaña cuando de pronto veo venir a 5 lobos a su aire, como compartiendo entre ellos un momento de camaradería. Al pasar a mi lado, el más grande de ellos, un macho espectacular, me hace un gesto como para que le siga. Me pongo a seguirles y me llevan a una poza de color azul cobalto, bellísima, que era mi salvavidas. En esa poza, se ponen a bañarse, y a jugar. Meten sus manos, sus hocicos y yo meto mi cabeza y bebo, bebo directamente con la boca. Junto mi boca a la suya y bebemos juntos de eses agua reparadora. Sacio mi sed, y comparto un momento íntimo con un grupo de lobos. Me dejan estar con ellos. Bebo hasta que me sacio. NO me hace falta tocarles. Sencillamente compartir un aspecto tan íntimo, me hace sentirme uno de ellos,
compartimos un bebedero, bebemos juntos, y realmente me salvan la vida.


NEW YORK, AGUA A LA VISTA.
No sé ni como ni porqué, acabo transitando por la costa de NY, a orillas del río Hudson. Y allí descubro que el agua dulce, está aflorando y formando un rosario de lagunas, pequeñas piscinas y pozas naturales que le dan una belleza inusitada a ese lugar. Me enamoro de ese sitio y lo convierto en mi santuario personal. Un lugar de agua fósil que lleva millones de años sin entrar en contacto con ninguno organismo vivo, y de donde al beber, te llenaba el cuerpo de luz e iluminaba el cuerpo de la gran pureza. Un agua esencial, un agua antigua, un agua primitiva, de una pureza extrema que formaba un rosario de zonas húmedas maravilloso.
A medida que va pasando mi coma me meto más en esa localización, me enamoro realmente del lugar y decido ir a visitar a un general japones, que me han dicho que es el señor de la guerra para alertarle del valor del lugar, para que no se le ocurra destrozarlo. Me voy a su despacho y hablo con él. Le digo reiteradamente y con mucha contundencia que no hay que repetir un Pearl Harbour, que no bombardee el lugar. Que el lugar es bellísimo y hay que cuidarlo.
El me escucha con atención, sabe que tengo razón, pero al día siguiente lo bombardea y lo destroza. Y yo lloro en su despacho, como un niño que ha perdido a su madre. Lloro ante la perdida de algo único, de algo esencial.
Lógico en mí que estoy viajando hacia el origen. Mi viaje es hacia el origen. He viajado hacia lo que el hombre fue y lo que debe ser. La parte más débil del universo. Llego a enamorarme del agua y llego a penetrar tanto en ella que veo sus moléculas, veo los cristales de los que está formada. Las formas del agua, veo sus cristales, las toco las aprecio. Llego a comer rebanadas de agua. Cojo pan y agua. Todo ante una pureza que me había sido privada por mi condición de ser racional.
Estoy absolutamente convencido de que todo esto tiene que ver con la parte que tenemos coartada y que no nos permite acceder a ciertas dimensiones.
El coma ha permitido liberar al Luis Miguel más esencial, más salvaje, más natural. Ha permitido que yo me entremezclara con la física y la química que hay alrededor de las cosas.
Y no como vivimos, vivimos capados. Hay una parte nuestra que vive capada que ignora la capacidad que tenemos de adquirir la dimensión espiritual que tenemos. Y esto me duele.
Siempre me dolió, quizá por eso en estos sueños ha surgido de una manera tan evidente. Y todo con una mente abierta de par en par. Me he sentido como el Principito, como si fuera el Principito caminando yo solo por un planeta lleno de sorpresas. Receptivo de par en par a que me las dieran. Con la mente y el pecho abiertos y dispuestos a recibir cualquier sorpresa que se me otorgara.
Hasta tal punto es sorprendente esta historia que durante mi coma, mientras yo la estaba viviendo oníricamente, salto a los medios de comunicación internacionales esta noticia https://www.iagua.es/…/descubierto-enorme-acuifero-mar-cost…estados-unidos .
Sin referencias por mi parte ni haber leído nada al respecto, de repente viajéa aquel lugar, vi todo aquello, aprecié la fuerza del agua coincidiendo con la realidad.
Esa conexión realmente espiritual me sobrecoge y me marca la senda a seguir. ¿Cómo es posible que yo llegara a apreciar el valor de esa masa de agua dulce que estaba oculta a las gentes desde hace millones de años, y de la que nadie nunca me había hablado? Son los misterios de la existencia. En este caso, desvelado pro una situación in extremis entre la vida y la muerte.
Decir tan solo que en el fondo agradezco la gran oportunidad de haber vuelto, aunque este mundo me parezca raquítico y enano. Haber vuelto con alguna que otra secuela, pero no haber perdido el sentido de la vida. Ha sido una maravillosa oportunidad que espero me haya enriquecido. Me ha hecho más hombre, más humano. Me ha hecho más planeta. Y deseo que sirva a cualquier persona que este asustada ante el hecho de viajar al otro lado, que este relato, que va a convertirse en libro próximamente, le sirva como cuaderno de bitácora. El miedo no es buen compañero.
La Ilustración de mi querido amigo Mauricio Antón


Luis Miguel Domínguez Mencía

(16 de febrero de 1963, Madrid), naturalista español y director de series de televisiónsobre la naturaleza.

Es presidente de la productora Avatar Wildlife Docs y vicepresidente de la Asociación de Productores de Documentales de Historia Natural (ADHN), miembro de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión y co-director de URBAN TV (Festival Internacional de televisión sobre ecología urbana) de la Casa Encendida (Madrid).
Ha participado en algunas emisiones del programa de Cuatro, Cuarto Milenio, dirigido por Iker Jiménez. Su última producción es Tesoro del sur, una serie documental de cuatro capítulos sobre la fauna y flora de Andalucía con su clima mediterráneo, y promovida por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía
Ha dirigido también programas de radio como Al cabo de la calle, El ciempiés o Todos somos naturaleza.
Ha sido miembro de la junta directiva de entidades como Adena/WWF, Greenpeace, Survival International y WATU. También se le conoce por su ayuda a los animales en peligro de extinción. En la actualidad, es presidente de la asociación Lobo Marley. Ciudadanos por el Lobo y por el Mundo Rural, dedicada a la conservación del lobo ibérico (Canis lupus signatus)​
La actividad de este colectivo se centra principalmente en la divulgación y la presentación de denuncias ante los tribunales por actuaciones públicas y privadas que perjudican la conservación de esta especie.
Entre 2002 y 2010 fue director de Exotarium SL, empresa dedicada a la recogida y exhibición de animales exóticos en la Comunidad de Madrid. Esta empresa mantuvo hasta 2007 un contrato con la Comunidad de Madrid para la recogida de animales exóticos abandonados.​
En 2009 se constituye Avatar Wildlife Docs SL, empresa destinada a realizar "de todo tipo de actividades relacionadas con la cultura, naturaleza, fauna, medioambiente, biodiversidad, espectáculo y entretenimiento", siendo Luis Miguel Domínguez el administrador único de la empresa. En 2010, la empresa cambió su denominación social a Tembo Films SL y Luis Miguel Domíngez pasó de ser el administrador único a apoderado de la empresa.​
En junio de 2015 se constituyó la empresa Gabinete de Historia Natural SL, dedicada a la realización y organización de cursos y eventos relacionados con la Historia Natural y la divulgación.