miércoles, 1 de mayo de 2019

Canillejas, imágenes de un pueblo


Hoy, rescatamos un artículo de 2012 sobre la presentación de su libro de imágenes de Canillejas, que se editó en la Página del Distrito sobre alguien a quien conocemos sobradamente en la Plataforma por haber cubierto las noticias sobre la Quinta con tanto cariño y profesionalidad. Sabe de las vicisitudes por las que hemos pasado, Encuentros de últimos domingos de mes en la Puerta principal, Recurso Judicial, Manifestación, Apertura, Puertas Abiertas, Visitas Guiadas, Propuestas. En definitiva, un amigo que nos ha acompañado tantas veces desde su objetividad de fotoperiodista recogiendo con sus increíbles imágenes nuestro trabajo.

Gracias Leo


Tras licenciarse en Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid trabajó en varios medios, sobre todo en radio y prensa escrita. Sin embargo siempre le interesó la información local, especialmente la del distrito de San Blas-Canillejas, donde reside y conoce gracias a su carrera profesional como fotoperiodista. Recoger testimonios y archivar fotos es una de sus mayores aficiones, imprescindible para la elaboración de Imágenes de un pueblo (2012), una exposición que tuvo mucho éxito y base del actual libro, que tiene como objetivo recuperar la historia de un pueblo que merece ser recordado y conocido por los madrileños.

«Cuando era pequeño en mi colegio todos los niños presumían de sus pueblos, las fiestas, sus vecinos, tradiciones y siempre que llegaban las épocas de vacaciones se marchaban y dejaban Canillejas vacío, sin alma», comienza diciendo Leo del Val. «Después en la etapa de secundaria conoces a compañeros que vivían en otros pueblos que también eran distritos, como Carabanchel, Vallecas, Vicálvaro, Hortaleza o Barajas, por poner unos ejemplos, y siempre apostaban por sus lugares de residencia, eran los mejores, tenían instalaciones deportivas, espacios culturales y una gran vida social. Más tarde te das cuenta de que en Canillejas no teníamos nada de todo eso y encima nos tapaban el pasado con el desarraigo, como si estuviéramos en amnesia permanente», recuerda el autor de Canillejas, imágenes de un pueblo.
Recuperar la identidad

«Reconozco que soy un pesado, al menos eso me decían algunos responsables de la Junta Municipal y de los partidos políticos, porque siempre reivindiqué la inclusión del topónimo Canillejas en el nombre del distrito. Me llegaron a tildar incluso de nacionalista canillejero«, dice riendo. «Lo cierto es que todo ese cabreo acumulado, yo sabía que tenía la razón histórica, me llevó a presentar una exposición de fotos que tuvo mucho éxito y que más tarde ha dado lugar a este libro que es de todos los canillejeros, sin sus aportaciones de fotos hubiera sido imposible su publicación».
Por último, Leo del Val quiere dejar claro que su único objetivo es «hacer justicia y recuperar la identidad del pueblo de Canillejas, una pérdida que se ha subsanado en parte en los últimos tres años de nuestra larga Historia como pueblo castellano y madrileño».
El libro de Canillejas, imágenes de un pueblo se presenta el día 4 de diciembre en el CC Buero Vallejo a las 19 horas y está editado por Temporae.
Históricamente es una de las poblaciones más antiguas de la región de Madrid, situado al noreste de la capital, ya que fue fundada hacia el siglo XIII«Siglo de los Castillos». En el estudio de los pueblos ordenado por el Cardenal Cisneros en el siglo XVI aparece Canillejas dentro de los municipios de Toledo. Aparece también dentro de las Relaciones Topográficas de Felipe II así como en el Catastro de Ensenada. Las menciones al municipio siempre se ponen en relación con la riqueza en el volumen de fanegas de trigo producidas. Igualmente se alude a la existencia de la Parroquia mudéjar de Santa María la Blanca, del siglo XV /XVI (en magnífico estado de conservación) y a la de una venta en la que se cambiaban caballerizas en la antigua carretera de Aragón, que unía Madrid con Alcalá de Henares, Guadalajara, Zaragoza y Barcelona, siguiendo un trazado hoy fosilizado por la A-2.
El actual distrito de San Blas-Canillejas aparece como tierra de labor en el primer mapa de Canillejas, del año 1875, que era el único núcleo de población.
En las dos primeras décadas del siglo XX se dobla la población de Canillejas, y de nuevo en las dos siguientes. Las fincas privadas y arboledas próximas, como la de la Marquesa de Torre Arias y la del Marqués de Canillejas, configuraban en esta época un municipio con un alto nivel de vida.
Con el desarrollismo, se convirtió en una zona de llegada de inmigrantes que acudían a la capital para trabajar en la industria de los alrededores, siendo por tanto un importante foco de agitación obrera. Actualmente presenta en su territorio las instalaciones del Estadio Metropolitano, estadio actual exclusivo del club de fútbol Atlético de Madrid.
El municipio de Canillejas perteneció al partido judicial de Alcalá de Henares hasta que fue anexionado al municipio de Madrid por Decreto de 24 de junio de 1949. Cuando se produjo la división administrativa de Madrid en distritos no se consiguió recuperar el nombre de Canillejas, que pasó a formar parte de San Blas. Esto cambió en septiembre de 2012, cuando San Blas cambió su nombre por el de San Blas-Canillejas, para dar justicia histórica al antiguo municipio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario